lunes, 27 de octubre de 2008

PROGRAMA DE INDUCCIÓN PARA PERSONAL

El tiempo invertido en la inducción de un nuevo empleado es una pieza fundamental de la relación futura, no es una cuestión menor, y debe fijarse al respecto, una política pertinente. Cada compañía puede hacerlo en forma diferente, a su manera, pero debe existir, de un modo u otro.

Las empresas recurren a diferentes métodos, en ocasiones combinando unos con otros para un mejor resultado. Estos son los más frecuentes:

•Una carpeta
•Un curso
•Un video
•Un CD

Todos juntos o alguno de ellos. ¿Qué deben contener como mínimo?

-Información sobre la empresa:
• Visión y misión.
• Organigrama.
• Operaciones: productos / volúmenes / cifras en general.
• Aspectos geográficos.
• Presencia mundial, si es una compañía multinacional.





-Políticas, normas internas, beneficios, sistemas.

-Comunicaciones, costumbres de la compañía (por ejemplo, horarios, feriados especiales, etc.).

Aunque no es habitual que figure por escrito en los programas de inducción, es muy interesante acompañarlos con algún plan especial del área de Recursos Humanos sobre seguimiento del ingresante. Cada "x" semanas primero, cada "x" meses luego, saber cómo se siente, si se han cumplido o no sus expectativas, etcétera.

f) Modelo de un “Plan de Inducción”

a) Inducción personal

•En el primer día de trabajo se deberá prestar especial atención a los siguientes puntos:

•Que el supervisor del ingresante disponga del tiempo necesario para acompañarlo en todo lo que necesite, teniendo planeado material de lectura, un espacio para mantener una charla e ir introduciéndolo en el trabajo.

•Que el ingresante tenga un espacio físico (escritorio, puesto) definido y con todo lo necesario para realizar su trabajo en forma adecuada.

•Asegurar que el personal de la entrada al lugar de trabajo esté al tanto del ingreso y le dé la bienvenida.

•Tener planificado si ése será el día en que se cumplirán todos los trámites de ingreso para permitir liberar de estos detalles la mente del nuevo miembro.

•En cualquier caso, tener prevista desde el primer día la modalidad a través de la cual podrá acceder a la cobertura médica prevista.

•Que el supervisor realice las presentaciones de los colaboradores así como de los reportes hasta el gerente del área.

•Que el supervisor lo interiorice en su puesto y en su tarea de un modo claro, pero comprendiendo que se trata de establecer un plan de inducción personal que podrá durar más o menos tiempo según la urgencia, pero que debe considerar la capacidad de asimilación del nuevo miembro.

•Comentar, aunque sea sintéticamente, las políticas de recursos humanos que lo afectarán directamente.

b) La inducción al puesto de trabajo

Esta inducción deberá contemplarse en un plan que permita ir adquiriendo mayor destreza en el puesto a un ritmo sostenido, pero a la vez con la necesaria contención como para permitir que aparezca la duda, la pregunta y el error como espacio de aprendizaje necesario. En este sentido es importante que este plan contemple la adquisición gradual de mayores responsabilidades a medida que se va comprendiendo el alcance de cada una de las decisiones que toma el nuevo empleado.




Deberá contemplar los siguientes puntos:

•Explicar qué se espera del empleado en cuanto a tareas, responsabilidades, resultados, conductas.

•Permitir al empleado que exprese sus expectativas acerca de su nuevo trabajo.

•Describir la modalidad de trabajo en términos de delegación, grados de decisión y responsabilidad, mecanismos de reuniones de equipos, sistemas de aseguramiento de la calidad, controles de gestión, manejo del presupuesto, entre otros aspectos.

•Explicar la manera en que se evaluará su desempeño, el plan de capacitación previsto, la forma de remuneración y toda política de recursos humanos que tenga vinculación directa con su gestión.

•Asegurarse de que se conozcan los circuitos internos, los clientes y proveedores (internos y externos) que se atienden directa o indirectamente, y qué se espera de él en este sentido.








c) La inducción institucional y al negocio

Este aspecto de la inducción es el que la mayoría de las organizaciones contempla, generalmente en una reunión conjunta en la que participan los ingresados durante un cierto período, de una o más jornadas de trabajo, en las que se les transmite la visión, los valores institucionales, etc.

Es importante contar en este tipo de experiencia con la presencia de gerentes de áreas de negocios y de recursos humanos, demostrando de esta manera el compromiso existente en la gerencia con el personal.